El dolor en España

Mientras en esta gran nación nadie nos habla claro sobre la enorme recesión que se nos viene encima, el premio Nobel de Economía de 2008, Paul Krugman, nos ha dedicado hace dos días un artículo en su blog que parece que a nadie le interesa reproducir. Yo lo hago a continuación apoyándome en el traductor de ElMundo.es

No es difícil de explicar. España era básicamente como Florida, con una burbuja inmobiliaria inflada tanto por el residente como por el que la compra para casa de vacaciones, y ahora la burbuja se ha reventado.

Pero España está en peor forma que Florida, por dos motivos - motivos caseros de que nadie estuvo implicado en el gran debate sobre si el euro era o no una idea buena.

Primero, Europa no tiene un gobierno central; España, a diferencia de Florida, no puede utilizar la Seguridad Social y la Asistencia médica de Washington. Entonces la carga de recesión cae completamente sobre el presupuesto local - de ahí la calificación crediticia de rehusar el país.

Segundo, los Estados Unidos tienen más o menos integrado geográficamente el mercado laboral: los trabajadores se mueven de regiones angustiadas a aquellas con mejores perspectivas. (La explosión de la burbuja, sin embargo, ha reducido la movilidad porque la gente no puede vender sus casas.) Europa no hace nada: hay una pequeña diferencia de movilidad entre las zonas prósperas y pobres, pero nada semejante al nivel de EU.

Así que, ¿qué puede hacer España? Tiene que hacerse más competitivo - pero esto no puede acerse con una devaluación monetaria, porque forma parte de la zona euro. Entonces la única alternativa es un recorte salarial, que son medidas extremadamente duras de adoptar (y crea grandes problemas para los deudores.)

Contrariamente a lo que todo el mundo haya dicho aún hace unas semanas, ser un miembro de la eurozona no inmuniza a los países contra la crisis. En el caso de España (e Italia, Irlanda, y Grecia) el euro bien puede hacer cosas peores.

Y la libra británica, sin embargo impopular, puede ser un acierto para hacer cosas muy buenas
.

3 comentarios:

aeirinadepedra dijo...

Buen artículo, aunque el economista da la impresión que critica más a España por estar incluida en el euro que por haber tomado decisiones equivocadas a la hora de gestionar su propio mercado, no crees? Y creo que si el euro nos trajo algo fue estabilidad...
España tendrá que ser competitiva de esta vez sin recurrir al comodín de la devaluación monetaria.
Un saludo!

Sísar dijo...

Yo creo que habla de que España se ha relajado y piensa que por el mero hecho de estar en Europa va a salir de la crisis por sí sola. Lo qué hace es avisar de los peligros que nos acechan y que no estamos haciendo nada.

Un saludo

mosquera dijo...

El Problema radica en qué decisiones se toman y como se toman y hasta ahora en Europa nadie sabe como hacerlo.