Historia sobre el complejo lúdico deportivo de A Parda

La semana pasada se produjo el inesperado anuncio por parte del concejal de Deportes, Agustín Fernández, de recurrir a iniciativa privada para hacer un apaño en una obra que ya va para los 12 años desde su gestación. Yo hoy quiero dejar un breve anuario sobre cómo se ha venido desarrollando los acontecimientos para clarificar la situación a quien guste.

Es al final del mandato de Javier Cobián cuando se llega a un acuerdo con RENFE para recalificar una amplia superficie de terrenos ferroviarios anexos a la estación, justo el último día como alcalde. Consistía basicamente en convertir edificables 28.000 metros cuadrados calificados como ferroviarios y en desuso. A cambio el Concello obtenía 4.000 metros cuadrados para equipamiento, 33.000 para construir un Centro Intermodal de Transportes y una franja de terrenos más para rematar la urbanización de la avenida Eduardo Pondal, evitando pagar por su expropiación.

En septiembre de 1995 ya con Juan Luis Pedrosa como alcalde se ratifica en Pleno el convenio con renfe y se completa con otro más con la Sociedad de Infraestructuras Penitenciarias, que supuso que los más de 6.000 metros cuadrados de la vieja prisión de A Parda se recalificaran y se dividieran en tres parcelas: 2.038 metros cuadrados para construir el edificio de los Juzgados, otros 1.953 para viviendas (actual edificio de Mirabeles, donde ahora se va a vender el parking) y los restantes 2.273 metros cuadrados para una plaza pública de titularidad municipal. El BNG votó en contra de los dos y el PSOE se abstuvo en el de la prisión y votó en contra del de Renfe.

Con la llegada del BNG al poder los 33.000 metros cuadrados de Renfe reservados para el Centro Intermodal de Transportes (CIT) pasan a ser destinados a lúdico deportivo y la CIT se construiría en Pontecaldelas como una ampliación del parque empresarial de O campiño. A día de hoy el CIT de A Reigosa aunque está urbanizado no existe como tal.

En octubre de 2001 Mosquera anuncia que los técnicos municipales ya trabajan en el diseño de la zona de esparcimiento de A Parda (antiguos terrenos de Renfe). Anuncia un camping municipal que ocupará entre diez y doce mil metros cuadrados; un complejo deportivo, en cuatro mil metros cuadrados, con piscina descubierta, pistas al aire libre y un pabellón con gimnasio, piscina cubierta y pista con graderío; zonas verdes integradas; un circuito de footing; zonas de hostelería vinculadas al camping; y un área de aparcamiento para unos 500 vehículos. Asimismo anuncia que todo esto se financiará con los 450 millones de pesetas que obtendrá el Concello de la operación urbanística del antiguo cuartel de Campolongo y estima el costo total de este proyecto en 800 millones de pesetas, anunciado ya en el 2001 que el resto del coste tiene que ser asumido por una empresa que se haga con el concurso de construcción y explotación de las instalaciones. 

En Abril de 2002 el Concello modifica el PGOUM para calificar los terrenos cedidos por Renfe como equipamiento social-asistencial. El Psoe vota a fovar en Pleno Municipal exigiendo que “siempre se mantenga la titularidad pública de los terrenos e instalaciones” y que el Concello se reserve el control de los precios a pagar por los usuarios, que deberán ser los más asequibles posibles.

En Julio de 2003 la Xunta da luz verde a la modificación puntual del PGOUM una vez subsanados los defectos detectados en la tramitación por parte del Concello. El Camping es descartado en base a recomendaciones de la propia Xunta que desaconsejan que este tipo de instalaciones se ubiquen en las cercanías de infraestructuras ferroviarias.
 Mosquera anuncia que serán los socalistas los que determinen los equipamientos definitivos en la zona donde iba el camping al tener asumidos ellos por aquel entonces las áreas de Deportes y Parques y Jardines.

Octubre de 2004. Xunta. Concello y Diputación eligen conjuntamente los anteproyectos de Pasarón y A Parda. Gana en A Parda el presentado por estudio de arquitectura Irisarri+Piñeira anunciándose ya que el pabellón polideportivo proyectado quedaba fuera del prespuesto. Diseñaron un parque en el que las construcciones apenas interfieren en la mancha vegetal, los edificios son concebidos como claros en un bosque y se propone un sistema de riego que optimiza al máximo el agua que los jardines demandarán para su mantenimiento en donde un complejo entramado de canalizaciones llevan el agua de la lluvia a los dos depósitos subterráneos diseñados para tal fin.

En Febrero de 2005 el Concello de Pontevedra anuncia la enajenación mediante subasta de un terreno comercial de equipamiento comercial situado al lado de Carrefour, tres parcelas en O Gorgullón, frente a Pasarón y en O castañal, el sótano del aparcamiento de Mirabeles y los locales comerciales que tienen alquilados en el edificio de funcionarios de la plaza García Escudero y Sierra. Espera obtener 4,6 millones de euros para destinarlos a Pasarón y A Parda entre otros. Del dinero obtenido por la operación urbanística de Campolongo nada se sabe. 

Septiembre de 2005. Pilar Rojo, Conselleira de Familia y Deportes dejó aprobado un reconocimiento de crédito por los 2,7 mll.€ en que se presupuestó A Parda. Con la Xunta del bipartito en el poder Lores anunica que revisará con el nuevo director general de Deportes de la Xunta, Santiago Domínguez Oliveira, las características funcionales del proyecto, con la posibilidad de ampliar instalaciones y cofinanciarlas con aportación privada. Recupera así la idea original del BNG de obtener más equipamiento a cambio de financiación privada. Quiere incorporarle un pabellón deportivo con un anexo de gimnasia que encajaba en el anteproyecto diseñado por Irisarri y Piñeira. Asimismo quiere que las piscinas al aire libre incluyan un sistema de cierre y climatización que permitan utilizarlo en invierno.

Septiembre de 2006. Renfe entrega por fin el solar del complejo de A Parda. Lores firma con la delegada de Patrimonio y Urbanismo para Asturias y Galicia del ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (antigua Renfe y ahora ADIF) el acta de cesión de los terrenos. Sale así al paso de las denuncias parlamentarias de Pilar Rojo por el retraso acumulado en su ejecución, en donde pone de manifiesto Pilar sus dudas de que se lleve a cabo la obra.

Enero de 2007, Teresa Pedrosa manifiesta también sus sospechas de la anulación de toda la inversión que dejó programada la Consellería de Pilar Rojo.

Noviembre de 2007. La Consellería de Cultura e Deporte presenta el proyecto modificado del centro lúdico deportivo de A Parda ocupando diez mil metros cuadrados menos de los contemplados en el diseño original para dejar espacio al pabellón de competición y anexo de gimnasia siguiendo las indicaciones del Concello de Pontevedra. Lores en acto conjunto anuncia la intención de sacar a concurso el proyecto de los dos pabellones en 2008. Teresa Pedrosa insta a la conselleira a pagar los pabellones complementarios o a aportar más dinero. Anxela Bugallo se niega recordando los diez millones de euros invertidos en la pista de O Pontillón y 400.000 en el Centro de Tecnificación Deportiva.

Septiembre 2008. Al concurso presupuestado en 2,7 millones se presentan 8 aspirantes y se le adjudica a la firma Teconsa que presenta la oferta más baja, 2.294.460 euros. Ante semejante reducción es necesario un informe técnico que descarte una baja temeraria. Lores sigue anunciando que se trabaja en el proyecto de ejecución de los dos pabellones deportivos y que podrían salir a licitación en el plazo máximo de 6 meses.

Septiembre 2009. Teconsa presenta concurso de acreedores y la nueva Xunta a través de Lete visita Pontevedra en compañía de Lores, Teresa Casal y Telmo Martín en donde anuncia que su departamento ya se ha puesto en contacto con el juzgado de lo Mercantil nº3 de Madrid (que es donde Teconsa presenta el concurso de acreedores) para lograr la resolución del contrato. Lores afirma que Teconsa llegó a ejecutar “algo menos da metade dos traballos previstos, encuentra plena disposición de Lete en readjudicar el proyecto y le pide por primera vez ayuda para cofinanciar los dos pabellones, algo que Lete desconocía por completo.

Febrero de 2010. El Grupo Parlamentario del Pp insta directamente a la Xunta a retomar la construcción del complejo. Pide que se resuelva la rescisión contractual y vuelva a licitar cuanto antes el remate del proyecto.

Septiembre de 2010. Lores envía carta al secretario xeral para o Deporte y al presidente de la Diputación instándoles a actualizar el convenio de construcción de Pasarón y A Parda. 

Noviembre de 2010. Representantes del Concello (Jaime Agulló), Secretaría Xeral y Diputación mantienen una reunión en Santiago a instancias del alcalde de Pontevedra. La vigencia del convenio está agotado y la tres instituciones acuerdan redactar uno nuevo para superar el parón de A Parda.

Diciembre de 2011. Llega el nuevo convenio al Concello de Pontevedra. Increiblemente le dan carpetazo y no lo firman.

  • Se alega que hay que justificar el dinero invertido. Se olvidan que el propio Lores en declaraciones públicas recogidas por todos los medios afirmó que estaba ejecutado algo menos de la mitad. Se utiliza la excusa de que la Xunta debe dinero cuando es justamente todo lo contrario 
  • Con el nuevo acuerdo que propone Tino Fernández se desacredita a Lores y a 3 corporaciones municipales. La financiación privada que sería la encargada de realizar los dos pabellones deportivos pasa ahora a derribar parte de un proyecto diseñado por un prestigioso estudio de arquitectura y limitarse a unas pistas de pádel y una piscina aire libre.
  • Se enmienda a su propio grupo socialista que se posicionó en Pleno Municipal de Abril de 2002 exigiendo que “siempre se mantenga la titularidad pública de los terrenos e instalaciones” y que el Concello se reserve el control de los precios a pagar por los usuarios, que deberán ser los más asequibles posibles.
Se interpela a Lores en el último Pleno para conocer su opinión y se niega a responder. Dice textualmente "o reglamento me lo salto" vulnerarando el principio democrático de los vecinos a conocer su opinión.