Paro, nadie está a salvo

Os traigo el fantástico programa realizada por el equipo de Callejeros de Cuatro emitido el pasado viernes a las 23:20. El drama del ciudadano ante la imposibilidad de encontrar trabajo. Atención a las palabras del ex ministro Manuel Pimentel (minuto 34:40)que pone el dedo en la llaga sobre uno de los grandes problemas estructurales de nuestro sistema laboral creado y amparado por el Psoe y sindicatos, estableciendo dos clases de trabajadores: unos con todos los privilegios y otros, practicamente, sin ninguno.
Si no os carga el vídeo podéis verlo aquí.

3 comentarios:

breogain dijo...

olleino o pasado venres, e tamén o programa de axuste de contas que botaron un pouco antes, estremecedoras algunhas das historias que contaba a xente, asusta a calqueira, nun ano un millón de parados máis.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con lo de las dos clases de trabajadores. El que se salvó le ampara el sistema con toda clase de prebendas y privilegios. Pero hay del trabajador que no supera el corte y se convierte en un paria, en un parado. Y mientras tanto, ante una de las peores crisis de trabajo de la Historia de España los sindicatos convocan una manifestacion...a favor de Palestina.
Churruchao

Sísar dijo...

Me impresionó bastante y a la vez me alegro de que cada vez más proliferen este tipo de programas con el ciudadano como protagonista. Cada uno es un mundo diferente y así lo podemos apreciar en los numerosos programas tipo "callejeros" que ahora invaden la gran pantalla.

Llevo bastante tiempo pensando en si abrir el debate en el blog o no Churruchao. ¿Por qué nadie se atreve a hablar sin rubor de los problemas de nuestro sistema? Para mí el despido no es un drama, entra dentro del libre mercado. Lo que sí considero un drama es el querer y no poder trabajar. Es hacia ahí hacia donde deben dirigirse las políticas sociales. Lo de Zapatero de que a partir de Marzo se verán las consecuencias del PlanE es simplemente de risa. 2009 y 2010, luego ya veremos.

Un saludo