No saben ni lo que quieren

Así titulaba un post un 3 de Julio de 2008 que recomiendo que lean para comprender mi absoluta indignación (VER). Hace ya más de 2 años y ni una sola voz ha cuestionadoesta enorme incoherencia (otra más) en la gestión del déspota Mosquera.

Ha tenido que pasar el tiempo y comenzar las obras del mal llamado Ponte das Correntes para poner a cada uno en su sitio. La foto que les pongo a continuación corresponde con la
última modificación del Plan Director de Instalaciones Náutico-Deportivas de Galicia (que fue una de las últimas medidas de la anterior Consellería de Política Territorial y Portos de Galicia) y que permite la ampliación del Puerto Naútico tal y como ideó Mosquera conjuntamente con Juan Ramírez Ucha, presidente de la institución Naútica.

Una modificación seguramente hecha, para contrarrestar el proyecto del nuevo Naútico que había ideado Telmo Martín sin pararse a fijar ni tan siquiera en sus incoherencias.

Ahora fíjense la distancia que existe desde el Naútico con el futuro Puente das Correntes (sic.)


Y ya no quiero volver a mencionar el silencio acólito y vergonzoso de la APDR contra este relleno en el Lérez o su impacto en las Marismas del Alba, recientemente declarado Espacio Natural de Interés Local para más desfachatez.

4 comentarios:

xesús lópez fernández dijo...

Se os puntos de atraque do Náutico foron xa no seu día un disparate, o da nova ponte é un crime de lesa natureza, como todo o que están a facere ó longo da avenida de Marín, toda ela asentada en dominio público marítimo terrestre.
Pero as cousas non se resolven porque a Xusticia non funciona de oficio ou si toma algún asunto a trámite, parece que o fai pra demoralo.
Saúdos, Xesús.

Ramón Pedras dijo...

A mi me parece muy sospechoso, hace 2000 año se hizo el primer puente, hace 100 el segundo, despues cada 30,20 y 10 años se hizo uno. Y ahora dos el mismo año, o quieren tapar lo que queda de río o la planificación es muy mala.

Sisar agradezco tu presencia en la berberechada y tu valentía. Disfruta de Pontevedriña en las dos primeras de feria.

Glub. dijo...

Sísar, me alegro de haber comartido contigo la tarde de berberechos. Es de agradecer tu buen rollo, tu simpatía y sobre todo tu amor a esta ciudad, que está por encima de todo. Un abrazo.

Sísar dijo...

Muchas gracias de corazón, en serio. Muchas veces se siente la soledad de la blogoesfera denunciando mil y una cosas, pero el poder compartir inquietudes en esa comida con gente que te lee y opinamos muy similarmente dejando nuestras ideologías a un lado fue algo enormemente emotivo.

Un saludo