Iros para casa

Lo tengo denunciado por activa y por pasiva en este blog. Lo afirmé en un post duro y con sarcasmo titulado "Y ahora qué, hijos de puta" en donde colgaba el acta de la sesión del Pleno Extraordinario de la Corporación Municipal de 26 de Septiembre de 2008 que fue la primera vez que se habló de los pufos del Concello. (la prensa ni se inmutó y tardó más de dos meses en hacerse eso)

Una tentación que se me pasa por la cabeza para decirles a todos los que optaron por mirar hacia otro lado, a los que se dedican a hacer oposición de la oposición mientras las arcas se vacían en pagar los excesos de una mala gestión y despilfarro

Este bipartito de secuaces e ineptos que a base de insultos y aceras han tirado hacia adelante ahora piden papas al verse arrinconados por la presión popular. Esta vez no pueden calumniar más porque los informes vienen del propio Concello y ya no quedan más calificativos ocurrentes con el que tapar titulares en la prensa.

Esta es la realidad de la política del pan y circo pontevedresa:

El concello gastó de forma irregular 8 millones de euros con contratos verbales y sin fiscalizar

Contratos verbales, expresamente prohibidos en la administración local salvo casos de emergencia, órdenes de gasto sin respaldo financiero, compras y adquisiciones sin cumplir los requisitos legales y sin fiscalización previa. En resumen, un numeroso cúmulo de "irregularidades" y "prácticas perversas" que podrían suponer la existencia de "responsabilidades patrimoniales".

En ese pleno en el que Lupe Murillo tomó la palabra e hizo una brillante intervención avisando de que la modificación de crédito no era para un plan anticiris sino que era para pagar pufos, otros le respondieron sin despeinarse:

Margarita Castejón:

"habla usted ahora de que van a presentar de nuevo a la prensa otra cascada de medidas que no se si serán similares porque las que ustedes presentaron nos parece que están bastante plagadas de postura demagógica y no son ni rigurosas y en algunos caso ni se ajustan a la ley, en algunos casos es que son incluso de imposible cumplimiento, pero creo que no es el tema que nos ocupa hoy

Raimundo González:

"transparencia aquí toda y más, evidentemente, noutros sitios onde gobernan vostedes se fai a modificación de credito pero despois non se leva o recoñecemento de débeda ao Pleno, non se leva facturita a facturita, aquí as que haxa se lle traerán e as verán, non se preocupen por iso que transparencia moita máis que vostedes, a cuestión é que vostedes con esto da crise son pirómanos metidos a bombeiros, esa é a única cuestión, moitas gracias"

¡Cuánta poca vergüenza!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Antes de nada, una corrección gramatical. No se puede decir "cuanta poca vergüenza" porque primero utilizas dos adverbios de cantidad de significados opuestos.
Pero no era eso lo que quería comentar: me han dicho que preparas oposiciones. ¿A qué? ¿Tienes preparado ya el enchufe?

Sísar dijo...

Si me conocieras no dirías eso.

wholesale jewelry dijo...

I like your blog

splendid dijo...

louis vuitton handbag
louis vuitton handbags
vuitton
louis vuitton bags
louis vuitton bag